GRAN ATRACTIVO DE LA DEUDA CORPORATIVA

La crisis económica que estamos sufriendo está provocando que las dos principales alternativas de inversión de los ahorradores pierdan interés:

 

         -La continua reducción de los tipos de interés oficiales y con ello la reducción del Euribor, ha conllevado que la rentabilidad ofrecida por las entidades financieras haya perdido en gran medida su interés.


 

         -El elevado nivel de incertidumbre y los altos niveles de volatilidad en el que nos movemos, impide a los inversores más conservadores. tomar posiciones en los mercados de renta variable.

 

Ante este entorno, los inversores deben buscar otras fuentes de inversión alternativas a las convencionales. Desde mis euritos recomendamos la deuda corporativa.

 

La deuda corporativa es uno de los dos principales medios que tienen las empresas para financiar sus operaciones. Por un lado. las empresas pueden pedir dinero a las entidades financieras (créditos y deudas financieras), y por otro lado las compañías pueden recurrir a los ahorradores para obtener liquidez (deuda corporativa)

 

La rentabilidad de la deuda corporativa está alcanzando niveles sumamente atractivos, debido a que la crisis de liquidez de los mercados está obligando a los empresas a ofrecer un diferencial elevado a los inversores con respecto a la rentabilidad que ofrecen los Estados por sus bonos y letras. No hay que irse a buscar empresas con elevado nivel de riesgo para obtener buenas rentabilidades, podemos ver rentabilidades muy atractivas en empresas sumamente solventes dentro, por ejemplo, del sector de las telecomunicaciones o de las utilities.

 

El inversor particular tiene la posibilidad de invertir en deuda corporativa a traves de dos vehículos:

 

1-                       Adquisición de fondos de inversión que inviertan en deuda corporativa. Dentro de estos fondos hay distintas categorías en función de la moneda de emisión de la deuda y del nivel de riesgo de las empresas.  La principal ventaja de los fondos de inversión es su menor nivel de riesgo al tener la inversión distribuida en múltiples empresas.

 

2-                       Inversión directa a través de un broker en deuda corporativa. El ahorrador puede invertir a través de una cuenta de renta fija directamente en la deuda corporativa de la empresa que considere.

 

En definitiva, creemos que es un momento idóneo para invertir en deuda corporativa, ya que obtenemos una rentabilidad atractiva sin asumir un riesgo elevado.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias relacionadas


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies